VIAJE A BERLÍN. Día 6: MERCADO, POTSDAM, Y ¡SORPRESA!

¡Hola de nuevo!
Hoy hemos comenzado el día visitando uno de los mercadillos de trueque y segunda mano más famosos de Berlín: el de la calle 17 de junio.
Por allí han paseado nuestros alumnos, algunos encontrando ansiados tesoros, y otros sorprendiéndose por la cantidad de cosas que uno puede encontrar en un lugar así. Y, como están acostumbrados a almorzar hasta dos veces al día, y estos días no siempre han podido, han dado buena cuenta de salchichas, crepes, y varios tipos de comida.


Después nos hemos montado en el tren regional y en media hora estábamos en los palacios de Potsdam.
Hemos paseado por sus jardines, una maravilla, Patrimonio de la Humanidad, que dejaba clara muestra de los años más prósperos de Prusia.

Hemos pasado por el Neus Palais, la casita de té china y el Sansoucci Palais, en un paseo que nuestros chicos y chicas han disfrutado, y de nuevo se han hartado de sacar fotografías. Esta vez, las estatuas de los jardines no estaban protegidas con cajas de madera, para no estropearse con las heladas, así que lo hemos podido disfrutar un montón. 


Y desde allí hemos seguido hasta el centro de la ciudad, donde hemos paseado por el barrio holandés.

Durante el tiempo para comer, algunos se han dado un homenaje, y han probado por fin el schnitzel y el codillo, que tantas ganas tenían de catar.


De nuevo vuelta para Berlín, ya que solamente faltaba la última actividad del viaje: ¡una sorpresa!
Durante el trayecto en metro les hemos dado pistas, una por cada una de las 17 estaciones, pero aún así algunos no estaban del todo centrados. Finalmente, se han llevado una buena alegría. Les esperaba una sesión de láser tag, un juego por equipos con pistolas láser, que ha hecho las delicias de absolutamente todos.


Un broche de oro par aun viaje que nuestros alumnos seguro que no olvidarán.
Mañana regresamos a Logroño, con una sonrisa en la boca. Entre otras cosas, porque solamente quedan tres días de clase para acabar un trimestre interminable. Pero, sobre todo, porque la experiencia ha sido genial. Se lo han pasado bien, han aprendido muchísimas cosas, han vivido todo tipo de sensaciones con las visitas, y han vivido al máximo un viaje que les ofrecía una oportunidad genial de descubrir de dónde venimos, para poder plantearse hacia dónde vamos.
Aufwiedersehen Berlin!
 

Categorias: